Buscar

Publicación del BLOG

Administración de Fincas Comunidades de Propietarios Legislación Marketing

Normas generales para la instalación de equipos de aire acondicionado en fachadas

Compartir

Conocimientos a tener en cuenta si pensamos instalar un equipo de aire

Los Aparatos de Aire Acondicionado se distinguen en cuatro tipos de eficiencia energética: “A”, “ A+”, “A++”, “A+++”,  siendo “A” la menos eficiente y “A+++” la más eficiente.

En el caso de una vivienda tipo medio dónde estará encendido nuestro equipo del orden de 3 a 4 horas al día (se suele encender cuando llegamos a casa después de trabajar) y los fines de semana de 6 a 7 horas,  sería interesante instalar un equipo de eficiencia energética “A+” o “A++” dado que cuanto mayor es la eficiencia del equipo, más alto es su costó, y la diferencia entre “A++” y “A+++” es elevada y salvo que el uso del aparato en horas, sea mayor, la amortización de la diferencia en precio no sale muy rentable.

Donde colocar nuestros equipos

Lo primero a tener en cuenta es dónde colocar nuestro equipo interior, dependiendo del tipo de aparato por el que nos decidamos, tendremos un tipo diferente de  instalación, esta puede ser de Conductos o Split de pared.

Si optamos por la Unidad de Conductos, esta se colocará en un falso techo, normalmente en un baño, y el aire se distribuirá por la vivienda por conductos realizados en fibra de vidrio y rejillas colocadas en la pared o techo.

En el caso de Split de Pared, el mejor sitio es sobre la puerta de entrada a la dependencia que queremos climatizar, dado que enfrente nunca encontraremos ningún obstáculo que dificulte la libre circulación del aire, (esta ubicación no siempre es posible, aunque hay varias soluciones) hay que evitar la colocación frente a sillones, camas, mesas, etc... lugares en donde el aire nos dé de frente.

En lo referente a los equipos exteriores decir que lo más aconsejable es que el equipo esté apoyado en el suelo sobre patas de goma, facilitando la instalación, mantenimiento y reparación.

Si la unidad exterior se coloca sobre soporte metálico en la zona de fachada o patio interior tenemos que valorar ciertas normativas municipales que variarán según la Comunidad Autónoma en la que estemos.

Decir que en primer lugar, ya en el artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal queda establecido que:

Para poder colocar el equipo en nuestra fachada tendremos que contar con la aprobación de la comunidad, que las limitaciones urbanísticas lo permitan y que nuestra fachada no sea protegida en cuyo caso no podremos instalar nuestro equipo.

Otro dato que tenemos que tener en cuenta es la contaminación acústica, la normativa indica que no podremos superar los 55 dBA durante el día y los 45 dBA desde las 23:00 a las 7:00 con el fin de proteger el bienestar de los vecinos.

También tenemos que tener en cuenta la distancia que tenemos que respetar con nuestros vecinos o ventanas más próximas. La unidad o suma de las unidades no podrán tener un caudal de descarga que supere los 3600 mᶟ/h de aire. La distancia mínima será de 2.50 m. con respecto al suelo de la acera, 2.50m con respecto a las ventanas de pisos superiores y de 2 metros a las ventanas situadas a la misma altura que la nuestra.

Hay que tener en cuenta sobre la colocación de unidades exteriores en fachada que el soporte sobre el que están apoyadas las unidades exteriores está soportando un peso considerable, y este se encuentra afectado por las inclemencias climatológicas que afectan al mismo, ES OBLIGACIÓN Y RESPONSABILIDAD DEL PROPIETARIO verificar el estado de dichos soportes dado que el equipo podría caerse y es el propietario el único responsable (recordemos que la garantía de la instalación será como mucho de 2 años).

Instalación de los equipos

Tenemos que conocer varios detalles:

  1. El instalador tiene que estar certificado por la Dirección General de Industria y minas para la manipulación de aparatos que en su interior contienen gases fluorados de efecto invernadero.
  2. Dicho instalador emitirá un certificado al terminar la instalación dónde tendrán que aparecer los siguientes datos: Modelo y número de serie de las unidades instaladas por conjunto (interiores más exteriores), tipo de refrigerante, cantidad añadida de ser necesario, total de refrigerante (en Kilos) que contiene el circuito, Nombre y número de certificado del operario que realiza la instalación.
  3. La normativa obliga al operador y al instalador de los equipos a mantener al menos durante 5 años dicho certificado.
  4. Si los equipos los compramos en una gran superficie lo primero es pedir factura donde tienen que aparecer los modelos y números de serie de los mismos. El vendedor está obligado a entregarnos una hoja que tendremos que devolver firmada después de haberla leído, en ella se nos informa que nos entrega otro documento y una copia del mismo (total dos hojas), este documento es el que tendremos que entregar firmado y cumplimentado por el instalador en el plazo de un año a partir de la fecha de compra, (una la remitiremos al vendedor y la otra la guardaremos al menos 5 años).

Refrigerantes

Dada la gran confusión que existe en estos momentos con el tipo de refrigerante que tienen que tener nuestros equipos a instalar tenemos que saber que:

Los equipos antiguos con R-22 podrán seguir funcionado hasta el día que tengan una avería, a partir de entonces, NO PODRAN SER REPARADOS, este refrigerante tiene prohibida su distribución.

Equipos con R-407C no tiene ninguna restricción medio ambiental pero dado su P.C.A. (Poder Calorífico Atmosférico) está sujeto a una tasa del gobierno que supone un gravamen en el precio final del refrigerante, en el caso de tener una reparación que afecte al circuito frigorífico, la reparación se verá incrementada por este motivo.

Equipos con R-410C se dejará de comercializar en 2025 para equipos de hasta 3kg. Esto es lo que ha anunciado la Unión Europea para la eliminación de los gases fluorados , antes del 31 de diciembre de 2021.

Son muchas las viviendas que cuentan con aparatos de aire acondicionado y, la mayoría, utilizan refrigerante R-410A, este realmente, es una combinación de dos: 50% de R-32 y 50% de R-125. Se trata de un gas que no es tóxico ni inflamable, sin embargo, cuenta con un alto índice P.C.A., el cual contribuye notablemente al calentamiento global al contar con la capacidad de conservar el calor en la atmósfera.

Este es el motivo por el que el Reglamento (UE) nº 517/2014 del Parlamento Europeo y del consejo del 16 de abril de 2014 sobre los gases fluorados de efecto invernadero ha decidido prohibir su comercialización. Esto se hará efectivo el 1 de enero de 2025, con el objetivo de prevenir el aumento del calentamiento global.

Ante esta situación se ha optado por la utilización del R-32, ya que en lo relativo a gases refrigerantes se dejará de comercializar el R-410 en 2025 para equipos de hasta 3kg.

El R-32 es un gas totalmente puro, (con un alto poder de inflamabilidad)  no como el R410A. Además, su reutilización y reciclaje es más simple. Sin olvidar el hecho de que no daña la capa de ozono, pues su índice de calentamiento atmosférico es reducido.

Miguel Gurich Rubio técnico certificado por la Dirección General de Industria y Minas para la manipulación de equipos de aire acondicionado que en su interior contienen cualquier carga de gases Fluorados de efecto invernadero.

En Guadalajara a 03 de febrero de 2020

Puedes ver el vídeo en nuestro canal de Youtube:

Otros artículos que pueden ser de vuestro interés:

Etiquetas:

Puede que le guste también

1 Comentario

  1. Sandra 9 febrero, 2020

    Buen artículo que explica todas las posibilidades de instalación del aire acondicionado. Los veranos son cada vez más calurosos por lo que un aire acondicionado se convierte en nuestro mejor aliado.

    Responder

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.