Buscar

Publicación del BLOG

Administración de Fincas Legislación Marketing

Elaboración de un Plan de Viabilidad para la creación de una empresa

Compartir
Elaboración de un Plan de Viabilidad para la creación de una empresa

Elaboración de un Plan de Viabilidad para la CREACIÓN DE UNA EMPRESA por parte de un emprendedor

La ilusión de llevar a cabo la idea de negocio ha dejado de ser un sueño de muchos emprendedores. La situación de inestabilidad de los puestos de trabajo en las empresas de toda la vida, el empeoramiento de las condiciones de trabajo, la reducción de los salarios, la alta tasa de desempleo y la pérdida de la confianza en los directivos y gerentes, así como en la clase política, ha impulsado a muchos trabajadores por cuenta ajena o incluso a los trabajadores autónomos dependientes, a cimentar las bases de su incorporación a la vida empresarial dirigiendo su propio negocio.

La entrada en este nuevo entorno exige a los técnicos disponer de nuevas herramientas de trabajo, que deben ser adquiridas con una formación en otras disciplinas que complemente los años de experiencia en muchos casos o que abran nuevas visiones sobre lo que es una empresa y cuales son las funciones del nuevo trabajador-empresario. 

Dar este paso hacia la autonomía empresarial es necesario para poder mantener unos mínimos de supervivencia personal y profesional en estos momentos de altísima competencia, baja demanda de profesionales cualificados y reducción del dinamismo de las grandes empresas.

Ante esta situación y la fuerte inversión de las administraciones y medios de comunicación durante estos últimos años, para que la decisión se oriente, para los profesionales con experiencia y para los jóvenes altamente cualificados, a la prestación de sus servicios y cualificación fuera de nuestras fronteras, rompiendo familias y cediendo  su conocimiento y valía en sus mejores años, queda una propuesta que debe ser valorada y a la que debemos ofrecer la oportunidad que merece, elaborar un Plan Empresarial minucioso con dedicación y cariño.

En los próximos epígrafes desarrollaré un índice de los pasos a seguir para la elaboración de un Plan de Viabilidad o de Negocio.

Es evidente que para iniciar la actividad empresarial debes poseer una serie de cualidades a las que ya hemos hecho referencia en otras ocasiones, capacidades técnicas, analíticas, de gestión, confianza personal, autocrítica, creatividad, cierta propensión al riesgo, autoconfianza, organización, persistencia, capacidad de trabajo, estabilidad emocional, capacidad de trabajo en equipo, flexibilidad, empuje, motivación, realismo, objetividad y seriedad, tolerancia a la presión y a la incertidumbre, tenacidad, compromiso y responsabilidad personal,… etc.

¿Por que emprender?

En una enumeración rápida de las  razones por las que emprender, sin ser exaustiva, podrás decidir sobre tú futuro y el de tú negocio, estableciendo tus propios objetivos, podrás innovar,  desarrollar tú creatividad, incrementar tú independencia organizando el trabajo con autonomía, obteniendo la satisfacción personal de hacer realidad tú proyecto, permaneciendo motivado, con continuas oportunidades de aprendizaje, tomando decisiones, con un gran potencial de ganancia y de crecimiento económico, conciliando tú tiempo según tus propias necesidades profesionales y personales, logrando estabilidad y generando trabajo también para otros profesionales.

En definitiva llevarás a cabo la organización de recursos necesarios que, partiendo de diferentes medios de producción, pone a disposición de los clientes bienes y servicios orientados a la satisfacción de sus necesidades”.     

¿Por qué elaborar un Plan de viabilidad? 

Sólo cuando se detallan por escrito reflexivamente los planes, los recursos necesarios para ello y los tiempos en los que se pretende desarrollar la actividad, podrás ser capaz de decidir con las adecuadas dosis de realismo y sentido común, la viabilidad y potencial rentabilidad de tú idea de negocio.

El Plan de Empresa, como ya hemos dicho, es una herramienta imprescindible, para la puesta en marcha y seguimiento de la nueva empresa los primeros años de su vida, conteniendo la visión de futuro del emprendedor y recogiendo de manera ordenada todos los elementos y acciones que el emprendedor estima necesarios para crear, constituir, poner en marcha la nueva empresa, aportando además un previsión de los principales resultados financieros esperados en los próximos tres años, al menos, y estableciendo un análisis de sensibilidad de los resultados a alcanzar, como consecuencia de la realización y desarrollo de las actividades previstas de la nueva empresa.

A nivel interno el emprendedor obtiene una serie de beneficios como la ordenación de las ideas, proporcionándole  una guía para cada fase del proceso de creación, le ayuda a planificar las posibles situaciones potenciales del nuevo negocio, realizando una previsión de situaciones críticas, permitiendo realizar un análisis de ellas anticipadamente y elaborando las posibles soluciones y planes de contingencia.

Además le aporta una visión global del Proyecto Empresarial, permitiendo la autoevaluación.

Si el Plan de Viabilidad se realiza en equipo, y ese equipo se corresponde con el equipo promotor, ayuda al estudio de los roles y responsabilidades de cada componente del Proyecto, sirviendo para crear fuertes lazos entre ellos, favoreciendo la implicación de cada uno de los nuevos emprendedores.

A nivel externo, dota al emprendedor de la posibilidad de defender el Proyecto de un modo profesional con objeto de obtener financiación bancaria o de otros inversores, conseguir la colaboración e implicación de los proveedores, atraer a los profesionales clave, facilitar el establecimiento de acuerdos y alianzas con otras organizaciones.

En definitiva, la elaboración del Plan de Viabilidad ayuda a tener una idea más real de la idea de negocio, reduciendo las hipótesis excesivamente optimistas, que de no cumplirse nos conduciría al cierre empresarial, contribuye a la formación del nuevo empresario-emprendedor y a detectar nuestros puntos débiles para el desarrollo del Proyecto, nos permite determinar reflexivamente las oportunidades reales de negocio y escoger analíticamente los mercados y clientes de mayor interés para nuestra nueva empresa.

Además nos anticipa los obstáculos con los que nos vamos a encontrar, nos permite analizar exhaustivamente los gastos probables a los que nos vamos a enfrentar y nos facilita un indicador de rentabilidad que nos permitirá decidir si nuestras idea según la hemos diseñado,  es viable o debemos reiniciar el proceso de creación de nuestra empresa con nuevos planteamientos, modificando las condiciones de trabajo, el emplazamiento, la estrategia, el producto, el mercado, nuestras capacidades, los recursos , el Plan de Producción o debemos finalmente buscar una nueva idea de negocio.

Un saludo, compañeros.

Antonio Manuel García Martín

Antonio Manuel García Martín

Administrador de Fincas Colegiado

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Licenciado en Derecho, Ingeniero en Organización Industrial, Ingeniero de Obras Públicas,  MBA en Dirección General de Empresas, experto en Dirección de Recursos Humanos. Profesor de Organización y Creación de Empresas de la Universidad Complutense de Madrid

Nota de Adminfergal: Si deseas compartir sus conocimientos y su formación lo puedes hacer a través de los cursos de formación en los siguientes enlaces:

Otros artículos que pueden ser de vuestro interés:

Etiquetas:

Puede que le guste también

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.