Que debemos tener en cuenta para elegir videoportero en comunidades

¿Qué debemos tener en cuenta para elegir un videoportero en una comunidad de vecinos?

Con ya bien entrado el siglo XXI, muchas comunidades cuentan aún con un portero de finales del siglo pasado, sistemas que aunque puedan funcionar gracias a la ayuda de un persistente mantenimiento técnico, les puede proporcionar una experiencia de uso pobre en el día a día, además de resultar menos seguro para los vecinos de la comunidad al no disponer de imágenes que nos permitan ver quién está llamando realmente a nuestro portal.

Ante la inminente situación de un cambio de portero a videoportero en una comunidad, como vecinos no sabemos muchas veces que es lo que más nos conviene. En este artículo pretendemos dar algunas orientaciones que sean de utilidad si se encuentra en el momento de la compra de un equipo para su comunidad de vecinos.

Factores que pueden ayudarnos a valorar

En las siguientes líneas vamos a mencionar factores destacados para definir mejor nuestras necesidades y que podamos saber mejor qué nos conviene a priori más, si bien es cierto que no deberíamos desaprovechar el asesoramiento de un buen profesional nos puede prestar en el momento de realizar el presupuesto,  haciéndonos ver cosas que quizá no habíamos calculado o previsto. Vamos con esta lista con elementos de interés:

El tamaño de la comunidad

Este factor determinará la idoneidad al elegir el sistema de llamada. El número de vecinos y de portales hará que optar una botonera individualizada para cada piso o utilizar un teclado numérico para la marcación sea la mejor opción.

El teclado puede resultar algo más confuso en un primer momento, pero cada vez es más frecuente su utilización porque es perfecto para grandes comunidades (especialmente a partir de 30 vecinos). Su principal ventaja es el considerable ahorro de espacio en la puerta de la comunidad.

Los porteros de botoneras individuales son más sencillas de utilizar, pero amplían el tamaño del portero de forma proporcional al número de vecinos, dejando varias hileras de botoneras. Se recomienda utilizar en comunidades de hasta 40 vecinos.

Está claro que cualquiera de los dos sistemas puede ser utilizado bajo cualquier necesidad, pero son los asesores de las empresas  los que mejor pueden hablarle de la conveniencia de cada sistema en función del perfil de la comunidad, su edad o hábitos de uso.

Mayor seguridad

Saber quién está llamando a nuestra puerta es cada vez más importante. Ya sea para evitar sorpresas desagradables o porque simplemente tenemos que conocer quién contacta con nosotros, un videoportero aporta siempre un plus de seguridad y confianza ante posibles visitas no deseadas o suplantaciones de identidad o de servicios como el correo, reparto de paquetería o la entrada de molestos vendedores puerta a puerta.

Por otro lado, una simple mejora en la calidad del audio puede marcar la diferencia en la seguridad, permitiendo reconocer de manera más rápida y fiable la voz de nuestro interlocutor.

Los fabricantes van mejorando la calidad de la óptica e imagen, logrando que la identificación sea más sencilla en pantallas cada vez más grandes.

La comodidad de uso y apertura

Un sistema que en los últimos años se ha popularizado mucho es el de la apertura de proximidad mediante RFID. Permiten abrir de modo rápido y sencillo, alargando la vida de la cerradura física.

En este sentido y añadiendo un extra de control y seguridad, nuestro colaborador en la web Grupo Lasser ofrece una solución pionera para poder abrir su portero automático con su móvil. Se trata del sistema-App Controla Lasser, que puede emplearse para abrir la puerta del portal de su urbanización pulsando en esta aplicación de su móvil, sin necesidad de portar la llave.

¿Se sufren actos vandálicos?

Si nuestro portal o zona de acceso sufre con frecuencia los efectos del vandalismo, nuestro equipo de portero o videoportero debe estar construido de manera muy sólida para hacer frente a estos maltratos.

Existen modelos especialmente resistentes a los golpes o al empleo de herramientas contra ellos. Aunque cuentan con un precio algo más elevado, su instalación compensará si sufre este tipo de problemas, ya que su resistencia es mucho mayor.

La importancia de la estética

La variedad ha llegado en los últimos años a los porteros y videoporteros. Aunque el color plateado suele ser el estándar más utilizado dada su polivalencia, en el mercado existen ya modelos en negro, gris o incluso blanco.

Respecto a los efectos de retroiluminación de la botonera, el amarillo/blanca y el azul son los dominantes y la tecnología LED la más utilizada. Además, en cuanto al tacto, los efectos sobre su superficie son muy variados, pudiendo ser cromados, anodizados, rugosos o lisos, grabados al ácido o laser… la adaptación a sus gustos es posible.

Estéticamente algunas marcas han marcado tendencia durante años, pero últimamente las empresas se atreven con modelos diferentes, en los que el plástico, el metacrilato y el aluminio son los protagonistas.

Valor añadido para alquiler o venta

Lo estético no es solo un elemento subjetivo u opcional. También estamos hablando de valor percibido para la finca, ya que puede ser un elemento de revalorización para nuestro hogar si estamos pensando en alquilarlo o venderlo. Es en todo caso una inversión en la finca y no solo un gasto.

Tecnología Digital

Este punto no debería ponerse en duda, pero todavía hay muchas instalaciones analógicas en el mercado y puede darse la opción de mantenerlas, pero las ventajas de una mayor calidad de sonido y un menor número de incidencias es una clara ventaja para el portero de tipo digital, además de una mejor señal y claridad en el sonido.

En este sentido, hay empresas como Grupo Lasser que propone planes renove de portero automático, que facilitan un acceso más sencillo al videoportero, pudiendo hacerse con las últimas novedades del mercado de marcas líderes, además con mantenimiento incluido, y todo en una cuota mensual que evita el impacto a corto plazo de una derrama en la caja de la comunidad.

Videoportero mixto: al gusto de todas las opciones

Cada propietario puede tener una visión de lo que le conviene a la comunidad y a su bolsillo, dando como resultado y con bastante frecuencia comunidades divididas en su decisión.

Sin embargo, para dar solución a esta falta de acuerdo, los fabricantes permiten la opción de hacer una instalación mixta. ¿Qué significa esto en la práctica?

Es perfecto en comunidades en las que no existe un acuerdo para la instalación de un videoportero o de un portero con solo audio, para que cada vecino pueda elegir la opción que más le interesa.

En estos casos, se instala un videoportero mixto que ofrecerá la opción individual a los vecinos de instalar un monitor con el que utilizar la cámara o de instalar un telefonillo normal, para solo utilizar el audio. Es una decisión que contenta a ambas partes y que tiene enorme probabilidad de éxito ante una falta de acuerdo.

Soluciones adaptadas a nuestras necesidades

La fiabilidad de las grandes marcas es toda una garantía de satisfacción. Los años de experiencia e innovación de los grandes fabricantes nos proporcionan un producto de altas prestaciones, pero son muchas las opciones en el mercado además de las más habituales.

Marcas como  Fermax, Tegui, Comelit, Auta, Golmar, Alcad o Ixon… son solo por citar algunas, de las más difundidas en el mercado. Estos fabricantes tienen gamas adaptadas a diferentes presupuestos, usos y acabados estéticos.

Un verdadero profesional de la instalación suelen recomendar soluciones y productos de una excelente relación calidad/precio y siempre ajustadas a las necesidades de la instalación y de la comunidad. En este sentido, las actuales gamas medias de las marcas líderes son sistemas robustos y que suelen cumplir con los requerimientos generales de una comunidad.

Interiormente, las opciones de monitores para nuestro hogar son bastante amplias. Estos equipos de gama media consiguen obtener una alta calidad de imagen y audio con tamaños de entre 2,5 y 7 pulgadas, un tamaño más que cómodo para ver imágenes del exterior.

Por último, si deseamos una integración más completa con elementos domóticos y automatismos que podamos tener en nuestro hogar necesitaremos productos de gamas superiores y, a cambio, podremos controlar la mayoría de sistemas de nuestro hogar desde el visor de Videoportero.

Os presentamos otros enlaces que pueden ser de su interés:

Como elegir un buen sistema videovigilancia en Comunidad de Vecinos

La importancia del control de acceso en Comunidades de vecinos

Fdo. Miguel Fernández.

Administrador de Fincas en Madrid

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.