Buscar

Publicación del BLOG

Administración de Fincas Comunidades de Propietarios Legislación

Bono social eléctrico y térmico

Compartir
Bono social eléctrico y térmico

Debido a los problemas económicos derivados del estado de alarma, el Estado ha implantando una serie de cambios en los bonos sociales eléctrico y térmico, para que más gente se pueda beneficiar de ellos.

Bono social eléctrico

El Bono Social de electricidad es una ayuda estatal para aquellas personas con menos recursos económicos, las cuales tienen problemas para hacer frente a los recibos de electricidad.

Para optar a esta ayuda es necesario reunir una serie de requisitos en relación al nivel de renta y a la situación familiar, y la solicitud debe gestionarse directamente con una Comercializadora de Referencia.

Tras el estado de alarma, autónomos y trabajadores afectados por el Coronavirus también pueden acceder a la ayuda del Bono Social eléctrico.

Las personas que pueden pedir el Bono Social son los denominados consumidores vulnerables. El ser considerado consumidor vulnerable dependerá de la unidad familiar y del nivel de renta anual. En función de dichas condiciones, se les puede considerar como consumidor vulnerable, consumidor vulnerable severo o consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social.

Las unidades familiares las puede componer una sola persona, una pareja sin hijos o personas con menores a cargo. También se incluyen características especiales que permiten beneficiarse de un mayor margen de renta, como puede ser discapacidad igual o superior al 33%, víctimas del terrorismo y víctimas de violencia de género.

Existen colectivos que poseen este bono social por derecho, con independencia del nivel de renta:

  • Las familias numerosas
  • Los pensionistas por jubilación o incapacidad permanente que reciban la prestación mínima de su categoría.

El bono social eléctrico es un descuento de entre el 25% y el 40% de la factura de electricidad, dependiendo del tipo de vulnerabilidad.

Bono social térmico

El Bono Social Térmico es una ayuda estatal que se estableció en octubre de 2018.

Consiste en una ayuda para las familias con menos recursos que se cobra durante el primer trimestre del año, y que cubre los gastos ocasionados por el uso de la calefacción, el agua caliente y la cocina.

Este bono social se le otorga a todo aquel que esté en posesión del bono social eléctrico. Por esta razón, aquellos consumidores como los trabajadores y autónomos que han sufrido los estragos de la COVID-19 y que hayan accedido al bono social eléctrico, también accederán al térmico.

La cantidad que se percibirá como ayuda dependerá de las siguientes condiciones:

  • De la ayuda que se reciba con el bono social eléctrico
  • De la zona geográfica
  • De la partida destinada a ello en los Presupuestos Generales del Estado.

Las ayudas parten desde un mínimo de 25 euros, y esa cantidad se irá incrementando en función de otros factores. Por ejemplo, ser consumidor vulnerable severo puede suponer que ese importe aumente hasta un 60%.

Como hemos comentado, este bono social es una ayuda destinada al uso de la calefacción, agua caliente y cocina. Por ello, será una ayuda destinada a aquellos suministros que funcionen con gas natural, propano, butano, pellets…

En relación al propano y butano, el Estado congeló el precio de las diferentes bombonas hasta septiembre. En este sentido, el precio de la bombona de butano se congeló en unos 12 euros, mientras que la bombona de propano de 11 kg se congeló en torno a los 11 euros y la de 35 kg en torno a los 57 euros.

Otros artículos que pueden ser de vuestro interés:

Fdo. Miguel Fernández

Administrador de Fincas en Madrid

Etiquetas:

Puede que le guste también

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.